free html templates

PAMPLONA

Fundada en el 74 a. C. por el general romano Pompeyo, es la primera ciudad en el peregrinaje desde Roncesvalles. Su patrimonio histórico y monumental, entre ellos su conjunto amurallado renacentista hacen de ella, toda una referencia Europea.

Mobirise



CASCO VIEJO
Entre sus monumentos más representativos se encuentran la catedral de Santa María, la iglesia de San Saturnino, la iglesia de San Nicolás, la Ciudadela o la Cámara de Comptos, todos ellos declarados Bien de Interés Cultural.
Desde la incorporación de Navarra a Castilla en 1512-1515, Pamplona se convierte en puesto avanzado de la corona española ante Francia. Refuerzan su imagen de ciudad-fortaleza la construcción de la Ciudadela y del nuevo recinto amurallado.
A día de hoy, es una ciudad moderna, acogedora con una amplia oferta de actividades entre ellas no te puedes ir de Pamplona sin visitar: 

UN LUGAR PARA RECORDAR

Mobirise

PLAZA DEL CASTILLO

Centro neurálgico de la ciudad, rodeada por un buen número de coloridas casas del siglo XVIII . La huella del escritor Ernest Hemingway está presente en numerosos de sus rincones como el mítico Café Iruña.

Mobirise

LA CIUDADELA

Considerada como el mejor ejemplo de arquitectura militar del Renacimiento español, alberga en su interior, otras fortificaciones que se destinan a actividades de ocio y exposiciones.

Mobirise

EL AYUNTAMIENTO

Está situado en el centro del casco antiguo. Es el símbolo de la consolidación de una única ciudad. La balconada central es protagonista del lanzamiento del chupinazo de San Fermín cada 6 de julio.

Mobirise

CATEDRAL SANTA MARÍA

La sobriedad de su renovada fachada neoclásica contrasta con la estética gótica del interior, en la que destaca su claustro, considerado como uno de los más exquisitos en su estilo y de obligada visita.

UNA FIESTA SIN IGUAL

LOS SANFERMINES

Si la ciudad ya cuenta con un ambiente universitario; cada 6 de Julio, cuando estalla el "chupinazo", Pamplona se convierte en una explosión de fiesta. Miles de personas llegadas de todos los rincones del mundo tiñen la ciudad de blanco y rojo. Las calles se convierten durante unos días en festejos de alegría y buen ambiente, al ritmo de las charangas y las peñas.

Para los más adictos a la adrenalina, el encierro: quizás el momento más emblemático de los San Fermines, la fiesta se contiene y la tensión invade el recorrido minutos antes de que los toros inicien su vertiginosa carrera detrás de los mozos hasta llegar a la plaza de toros.

La fiesta continúa durante el día con chocolates con churros por la mañana, los gigantes y cabezudos durante el mediodía, la corrida de toros por la tarde y los fuegos artificiales a la noche para dar comienzo de nuevo a la algarabía nocturna.


© Copyright  Casas rurales de Navarra - Todos los derechos reservados